El bogu o la armadura de kendo, la piel del kendoka

Reconozcámoslo, pocas imágenes transmiten un aire de marcialidad como la de ver a un kendoka en chudan kamae ataviado con todo el equipo dispuesto para el combate. Y es gracias a la armadura que visten los practicantes de kendo, reminiscencias de tiempos pasados donde los samuráis dominaban los campos de batalla de Japón, la principal responsable de esa imagen

Sin embargo, la introducción del bogu (formado por los kanjis bo “proteger” y gu “instrumento”) es algo relativamente reciente. Antes de su uso, los guerreros practicaban con espadas de verdad o con bokken, reproducciones de madera maciza de una katana, ambas armas convertían la práctica en una actividad tan peligrosa como la batalla sufriéndose, a menudo, importantes lesiones o incluso la muerte.

Fue durante la era Shotuko (1711-1715) que Naganuma Shirozaemon Kunisatou desarrolló el equipamiento de protección de kendo, además de desarrollar todo un método de entrenamiento alrededor del shinai. Con ambos elementos, los samuráis podían practicar con todas sus fuerzas sin temor a resultar heridos, por lo que los avances de los guerreros que utilizaban este método era mucho más rápido.

Durante el periodo Horeki (1751-1964) Nakanishi Chuzo Kotake incluyo el Men entre las protecciones del kendoka y los elementos de bambú, mucho más ligero, que fue adoptado rápidamente por el resto de escuelas de kenjutsu

A principios del siglo XIX, en la segunda mitad del periodo Edo, es cuando se produce la evolución del Do. Las láminas de bambú pasan a forrarse de cuero para reforzarlas y a cubrirlas con laca para sellarlas y endurecerlas.

Partes de la armadura de kendo

El bogu de kendo está diseñado para un uso intensivo, se fabrican con la intención de que aguanten las condiciones de entrenamiento más exigentes. Además de fabricarse siguiendo los requisitos de seguridad, el bogu de los kendokas siguen un diseño artístico que refleja los gustos estéticos del usuario o de la época. La gran mayoría de los artesanos que fabrican estas armaduras son miembros de la Zen Nihon Budogu Rengokai (Asociación de equipamiento para todas las artes marciales de Japón) que determina los requisitos para producir el equipo de kendo, unos requisitos que como os podéis imaginar son muy estrictos.

La armadura de kendo moderna sigue el diseño de los soldados de infantería del periodo Sengoku- Jidai (La era de los estados en guerra, 1467-1573) Los elementos principales eran el yelmo, los guanteletes y el peto. El bogu de kendo está formado por las mismas partes, tal y como describimos a continuación.

Men

El men es el yelmo de la armadura de kendo. Está compuesto por las siguientes partes

A.- Men buton: Relleno acolchado que recubre la cabeza y los hombros del kendoka

B.- Men buchi: Tachonado que une el Men gane al Men buton

C.- Daiwa: marco metálico que sujeta el yokogane. El Men buchi se sobrepone al daiwa ocultándolo a la vista.

D.- Men-himo chichikawa: Tira de cuero utilizada para unir los cordones del yelmo a la máscara protectora. Esta pieza debe colocarse en la cuarta varilla inferior.

E.- Mengawa-kawari: Parches decorativos cosidos en el Men buton.

F.- Men Himo: Cordeles que sujetan y aseguran el Men a la cabeza

G.- Tomegawa: Fijación de cuero en la base del Men uchi

H.- Tsuki Dare: Protección rígida que cubre la zona de la garganta

I.- Men Gane: Máscara de metal que protege la cara. Con un diseño de rejilla, esta parte está fabricada por varillas cromadas de una aleación de níquel o titanio. Una de las innovaciones más modernas es remplazar las secciones horizontales de la mitad de la cara por un plástico transparente altamente resistente, lo que aumenta la protección de los ojos. El Men Gare está formado por las siguientes partes

i.- Tategane: La espina dorsal vertical de la máscara

ii.- Yokogane: La varillas horizontales del men gane

iii.- Monomi: Recibe este nombre el espacio que existe entre las sexta y séptima varilla. Con una anchura superior a la del resto de los yokogane del men gare, cuando este se encuentra bien colocado, el monomi queda enfrente de los ojos, lo que permite al kendoka mantener una postura correcta sin perder línea de visión.

J.- Ten: Protección acolchada sobre la que descansa la frente

K.- Yojin-dare: Refuerza el tsuki-dare, ofreciendo una protección adicional a la zona de la garganta

L.- Uchiwa: Acolchado que se ajusta al contorno de la cara

M.- Chi: parte sobre la que descansa la parte frontal de la barbillas

Los kendokas dicen que el yelmo forma parte de la cara, no se coloca sobre ella. En otras palabras, el ajuste del men debería ser tan preciso que forme parte del artista marcial. De todas las piezas de la armadura de kendo, esta es la que más cuidadosamente debe revisarse antes de comprarla.

Para ajustar el men debemos de fijarnos en la uchiwa. Para saber si encaja adecuadamente, coloca la barbilla en la uchiwa y empuja el yelmo hacia tu cara. Sujeta el men con tu frente y barbilla descansando sobre el ten y el chi respectivamente, la uchiwa debería de ajustarse alrededor de tu cara sin dejar ningún espacio. Tu rostro debe descansar cómodamente y con un ajuste perfecto alrededor de la uchiwa.

Otros aspectos a tener en cuenta en el ajuste del men son la alineación del monomi, la resistencia del men buton y la comodidad en general.

Con el yelmo correctamente colocado, los ojos deben de estar alineados con el monomi, proporcionando un campo de visión claro cuando miramos hacia adelante. La anchura del men buton debería ser la suficiente como para cubrir toda la circunferencia de la cabeza, y no debería de sobrepasar la parte trasera del cráneo. La longitud del men buton no debe sobresalir del borde de los hombros

Kote

Los guanteletes o kote protegen las manos y los antebrazos. El acolchado que cubre los brazos y las muñecas es el mismo que se utiliza para fabricar el Men Buton. El puño del kote está fabricado con cuero y recubierto con el mismo material o tela y recuerda a unos guantes de boxeo . El espacio entre ambas partes se rellena de fibras sintéticas o pelo para proteger a la mano de los golpes. El cuero que se utiliza es el de piel de ciervo, debido a su calidad, a que mantiene la forma y su resistencia a la humedad y la sequedad.

El avance en los materiales de fabricación ha desarrollado kotes que son lavables a máquina. Algunos kotes pueden meterse enteros en la lavadora, mientras que otros hay que desarmarlos. En Japón es normal que las tintorerías limpien todo tipo de kotes.

A.- Kote Gashira: Es la parte del puño, también conocida como Atama

B.- Kera: Articulación acolchada. Normalmente los kote tienen una o dos kera. Sin embargo, algunos guanteletes infantiles se realizan sin esta parte

C.- Tsutsu: Articulación de la muñeca

D.- Kote buton: Acolchamiento de algodón que da cuerpo al kote

E.- Te-no-uchi: Palma del guantelete, normalmente fabricada con cuero u otras fibras sintéticas

F.- Kote himo: Cordones

El kote debe encajar como un guante (literalmente) El ajuste no debe ser ni muy apretado ni muy suelto. Nuestra mano tiene que acomodarse confortablemente dentro del kote gashira y no debe quedar un espacio muy grande entre la punta de los dedos y el pulgar. El ancho del guante debe cubrir el ancho de la mano. El Tsutsu tiene que estar alineado con la muñeca para que se flexione cuando doblemos la muñeca, El kote buton tiene que ajustarse al antebrazo, sin tener que apretar o soltar mucho los kote himo para conseguir el ajuste prefecto.

Do

El peto que protege el pecho y el abdomen recibe el nombre de Do; hay cuatro tipos: Hon-nuri-do, take-do, do de fibra, y do de plástico.

A.- Mune-chichikawa: lazos de cuero unidos a la parte superior del mune. Al asegurar el do al cuerpo, las cuerdas se atan a estos lazos usando un nudo corredizo.

B.- Do-chichikawa: lazos de cuero unidos a las esquinas del do-dai desde donde se sujetan los cordones.

C.- Do-dai: elemento de protección principal del do, el resto de partes están unidas a esta pieza.

D.- Do-himo: cuerdas usadas para ajustar el do al cuerpo.

E.- Mune: parte del do que protege el pecho. El mune está construido de relleno de fieltro dispuesto en capas entre dos piezas de cuero.

Estos materiales se acolchan juntos para formar una protección muy resistente. El mune es a menudo cosido con patrones decorativos en la parte frontal, que no sólo añade un toque artístico, sino que también sirve a un propósito práctico: Si la punta de shinai de un oponente golpea el área del pecho, la costura de la mune ayuda evita que la punta de la espada de bambú se deslice bajo el tsuki-dare del men y cause alguna lesión grave.

Tipos de Do

Hon-nuri Do: Son los petos construidos siguiendo el proceso tradicional. En la fabricación de los do-dai del hon-nuri-do se utilizan listones de bambú verticalmente remendados. El bambú se cubre con el cuero crudo para darles rigidez y durabilidad. El cuero se sella con un acabado de laca. Otros materiales que se utilizan a veces para cubrir el do-dai son la piel de tiburón, la piel de serpiente, la piel de ciervo o el caparazón de tortuga. Los materiales exóticos como éstos amplían la gama de colores y de texturas. Sin embargo, aumentan el precio del do hasta niveles prohibitivos.

Take Do: Es otro tipo de peto fabricado de forma tradicional, en este caso solo se utilizan los listones de bambú, sin recubrirlos de piel

Do de Fibra: Fabricados en fibra son utilizados principalmente por los principiantes y los niños. Su fabricación más industrial los hace también más baratos. Además, gracias a las propiedades de la fibra, pueden modelarse como si fuesen láminas de bambú

Do de plástico: Estos petos están fabricados completamente de plástico, son baratos y solo los usan los niños.

El número estándar de listones de bambú utilizados en la fabricación del hon-nuri-do es de 43, 50 y 60. En general, a mayor número de láminas utilizadas, mayor calidad. Sin embargo, este número por si solo puede ser engañoso, ya que la calidad de los materiales y la manufactura son factores igualmente importantes. Por esta razón, los compradores deben tener cuidado de no basar su compra únicamente en el número de listones.

En términos de ajuste, hay poca diferencia entre 50 o 60 láminas. Ambas proporcionan la mejor cobertura para el cuerpo. La característica principal en el ajuste es el espacio entre el do y el cuerpo. El peto no debe pellizcar el cuerpo cuando se usa. Por otra parte, no debe quedar suelto, de forma que no entorpezca el movimiento de los brazos.

El ajuste del mune es igualmente importante. Cada artesano tiene sus propias medidas. Al igual que un traje a medida, la costura del mune debe trazar la línea desde los hombros, hasta el costado del pecho, justo debajo de los sobacos. Si el mune no se ajusta de forma perfecta, el movimiento de los brazos puede verse perjudicado y el torso quedar expuesto a posibles heridas

Tare

Este faldón protege la cintura y la parte superior de las piernas de los golpes desviados o fallidos. Las piezas principales están fabricadas del mismo relleno acolchado que algunas de las partes del men y los kote

A.- Tare-Obi: Cinturón del que cuelgan las protecciones

B.- Tare-himo: Cordones para atar el tare alrededor de la cintura

C.- Odare: Placas principales. Son más grandes y cuelgan del tare-Obi

D.- Kodare: Placas de protección secundarias. Son más pequeñas.

Un tare perfectamente ajustado debería de envolver el cuerpo de forma natural y cubrir los laterales de los muslos. Además de su ajuste, es importante que el material con el que este fabricado esta parte de la armadura sea lo suficientemente resistente como para proteger el cuerpo de los golpes. Cuando se lleva puesto, el tare no debe de molestar a la hora de mover las piernas ni ser un peso extra en nuestros desplazamientos.

Cuidados básicos del bogu de kendo

El cuidado del equipo es parte fundamental de la disciplina del kendo. El mantenimiento es continuo y no termina cuando nos quitamos el bogu al finalizar la práctica.

Tenemos que inspeccionar cada pieza al comienzo y final de cada sesión. Si cualquier parte está dañada o gastada hay que repararla o reemplazarla. Algunas de estas reparaciones las podemos llevar a cabo nosotros mismos, mientras que otras requieren las habilidades de un profesional. Lo mejor es consultar con un distribuidor reconocido de equipo de kendo.

Después del entrenamiento, debemos de sacar el bogu de la bolsa de deporte que usemos para transportarlo y dejar que se seque al aire. Tenemos que intentar evitar colocar ninguna pieza de la armadura bajo la luz directa del sol, ya que las costuras podrían deteriorarse y el cuero secarse y volverse quebradizo. Aunque ocasionalmente podemos entrenar al aire libre, no es una práctica muy recomendable. Una habitación bien ventilada o una zona sombreada en el exterior son los mejores sitios para airear el bogu.

La armadura debe de permanecer limpia y lista en cualquier momento. Hay que limpiarla adecuadamente, normalmente con un paño y un cepillo para las zonas más duras es suficiente. Antes de usar cualquier producto para limpiar el bogu, consulta con un fabricante para que certifique que podemos utilizarlo y que no dañará nuestro equipo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *