Shinai, la espada de bambú de kendo

Cuando decidimos iniciarnos en el camino de la espada hay un elemento que nos acompañará siempre, el shinai. La espada de bambú utilizada para practicar kendo que nos permite combatir contra nuestros compañeros y pulir nuestra técnica.

El shinai permite a los kendokas practicar sin miedo a hacerse daño o herir a sus compañeros. Estas espadas están fabricadas con cuatro listones de bambú colocados de manera cilíndrica, para mantenerlas en posición, se utilizan cordeles de cuero.

Qué es un shinai

El primer shinai estaba fabricado con un listón de bambú dividido. Para mantener la forma se cubría completamente con una bolsa de cuero o tela llamada fukuro. El nombre proviene del verbo japones shinau que significa flexible

Los listones que forman la espada se cortan de la base del tallo de bambú, a unos 10 cm por encima del suelo. El shinai tiene que tener cinco nudos o fushi, cada uno de estos pliegues, al igual que la hakama, tiene un significado. El tallo se divide verticalmente en seis u ocho listones, se deja secar, se eligen cuatro piezas y se enderezan. Después se aplanan y se les da forma para convertirlas en un shinai.

Las partes de un shinai

  1. Take, Yotsuwari Take o Takenomi: Los cuatro listones de bambú
  2. Fushi: Nudo
  3. Tsuka: Empuñadura
  4. Tsukagawa: El cuero que recubre la empuñadura
  5. Tsukagashira: La base de la empuñadura
  6. Nakayui: Tira de cuero que mantiene unidos los listones
  7. Sakigawa: Capuchón de cuero que recubre la punta del shinai
  8. Kensen: Punta de la espada
  9. Tsuru: Cordel
  10. Sakushingomu o Sakigomu: Tope de plástico o goma en el interior de la Sakigawa
  11. Chigiri: Pieza metálica de la guarda
  12. Tsuba: Guarda
  13. Tsubadome: Protección de goma de la guarda
  14. Shinogi: Lateral del shinai
  15. Datotsubu: Zona de golpeo
  16. Monouchi: Zona de corte óptimo
  17. Mae: Parte frontal del shinai
  18. Ura: Parte trasera del shinai

Cómo elegir tu shinai

Hay muchas cosas a tener en cuenta cuando busquemos nuestro shinai, la mayoría son cuestiones de nuestras preferencias personales. Alguna de ellas son si lo vamos a utilizar para practicar o para competir, si preferimos una empuñadura larga o corta, su equilibrio, que el diámetro sea mayor o menor, si preferimos un shinai ligero o más pesado, etc. Todos estos aspectos tienen que ver con tu estilo de kendo, edad, género, nivel, técnica y forma física. Lo más importante es que existe una gran variedad para elegir.

Sin embargo, los que vivimos fuera de Japón, no podemos permitirnos el acercarnos a una tienda de kendo, elegir el shinai que más nos convenza y volver a casa. En ese caso deberemos de conformarnos con una menor variedad o pedirlo a través de una tienda online.

Un consejo a la hora de comprar un shinai, y sacar partido a cada euro que te gastes, es comprar tres del mismo tipo. Si compramos tres modelos iguales, cuyo tamaño y el corte de los nudos coincidan, podremos aprovechar nuestra compra como si hubiésemos adquiridos nueve shinais. Si alguna de las láminas se rompe, podremos sustituirla por cualquiera de otro shinai, alargando la vida del producto

Los shinais tienen dos tipos de empuñadura. La empuñadura redonda, de uso más común, y la ovalada, que también recibe el nombre de koban (esto es porque su forma recuerda a las de unas monedas japonesas antiguas) El elegir esta forma no es fruto de un capricho, el tacto de la empuñadura es más cómodo y favorece el agarre correcto de la espada. No es de extrañar que sean más caros que los shinais de mayor calidad pero con empuñadura redonda. El problema es cuando hay que reemplazar una lámina del lateral del shinai; al ser más anchas solo podremos utilizar una lámina que también tenga una empuñadura ovalada.

Última actualización: junio 18, 2018 4:28 pm

Cómo preparar el shinai para empezar a practicar

¡Por fin! Ya tenemos lista nuestra espada de bambú y podemos empezar a practicar kendo, pero ¡Espera! Es probable que tu shinai no esté preparado. Normalmente, salvo que hayas adquirido uno muy caro y de gran calidad, los shinais no están listos para empezar a pegar mandoblazos. Por lo tanto, vamos a coger nuestro shinai nuevo y vamos a prepararlo adecuadamente para su primer golpe.

Lo primero que tenemos que hacer es desarmar el shinai. Desata el Tsuru de la empuñadura y desliza todas las piezas. En caso de que las piezas no se deslicen, porque el nakayui este tan tenso que hace difícil que las piezas se deslicen a través de los nudos, empuja un poco hasta que pasen. Es posible que los nudos se aflojen y tengamos que volver a apretarlos.

Retirar la empuñadura también puede ser un fastidio. Algunos fabricantes insertan la empuñadura con una máquina, apretándola y ajustándola, lo que hace que retirarla sea toda una odisea. Tenemos que deslizarla, poco a poco, hasta que se desajuste. Apretar poco a poco hacia abajo, hasta que consigamos sacarla.

Normalmente, las láminas de bambú no caen cuando se saca la empuñadura en un shinai nuevo. La mayoría las tienen pegadas por lo que deberemos separarlas con mucho cuidado, sin dañarlas. También tendremos que prestar especial atención al chigiri. Esta pequeña pieza de metal mantiene la empuñadura y las láminas como un todo. Ten cuidado de no perderla, ya que mantiene la empuñadura alineada y evita que se desprenda. Una vez desmontadas las láminas, colócalas aparte y numéralas, así podremos colocarlas en el mismo orden en el que estaban

Los bordes de las láminas de bambú tienen un pequeño filo como resultado del proceso de aplanado. Es necesario redondearlo para evitar que el bambú se astille durante la práctica. Hay que limarlas ligeramente, pero manteniendo un punto de contacto para que las piezas se muevan unas sobre otras y distribuyan la fuerza de los golpes.

No es necesaria ninguna herramienta especial para eliminar los bordes de las láminas de bambú, con papel de lija normal podemos trabajar sin temor a dañar la pieza. Utiliza un papel del 100 para retirar la mayor cantidad de material y afina el lijado con un papel del 150 o 220 ¡No se te ocurra usar una máquina de lijar!

Una vez que hayamos lijado el bambú toca lubricarlo. Lo mejor es usar aceite o cera, esto hará que las láminas se deslicen unas sobre otras, evitando que se astillen y sin perder la capacidad de repartir la fuerza de los golpes. Además, el aceite aumenta la durabilidad y longevidad de la madera. Utiliza un aceite mineral o vegetal, yo prefiero utilizar un paño para distribuir uniformemente el producto, espera tres días para que la madera absorba el aceite, vuelve a montar el shinai y ya estarás listo para empezar a usarlo.

Cómo montar el shinai

Para montar el shinai debemos de seguir los mismos pasos que para desmontarlo pero a la inversa. Unimos todas las láminas de bambú, colocamos la tsuka con el lazo sobre la zona del reverso de la hoja. Ponemos el sakigomuy el kensen de tal manera que el tsuro caiga sobre la misma cara del lazo de la tsuka.

Atamos el tsuro a la tsuka dejándolo tenso, después atamos el nakayuki usando de referencia el nudo del último tercio del Tsuru. Tenemos que tener cuidado con la tensión del cordel, ya que el sable es muy flexible. Muy poco tenso y el sakigawa podría salir despedido, demasiado tenso y veremos cómo nuestro shinai se curva. Para comprobar la tensión, basta con levantar el Tsuru y que no se separe más de un dedo y medio del take.

El cuidado del shinai

Es necesario revisar continuamente nuestro shinai para evitar que ocurra cualquier problema. Tendremos que examinarlo después de cada práctica en busca de grietas, roturas o astillas, también deberemos de revisar la tensión del Tsuru. La sakigawa puede desprenderse durante el entrenamiento si el Tsuru no está bien ajustado. La pérdida de la punta puede provocar que las varillas de bambú penetren en la protección del men causando graves lesiones. La sakigawa debe comprobarse de forma continua. Además, después de estrenar un nuevo shinai, hay que revisarlo para comprobar que todo está correcto

Cuanto mide un shinai

La federación internacional de kendo posee una reglamentación sobre la longitud y peso del shinai. Dependiendo de la edad, género y estilo del kendoka, su equipo debe cumplir con unas medidas en cuanto al largo y el diámetro del shinai.

En el kendo para niños, las medidas son iguales para niños y niñas. La longitud de la espada de bambú varía desde los 99 a los 111 cm como máximo mientras que el peso mínimo del shinai oscila entre los 260 gr hasta los 370 gr.

A partir de la categoría juvenil empiezan a hacerse distinciones por género en cuanto al peso. Su longitud máxima pasa a ser de 114 cm, mientras que el peso mínimo es de 440 gr para los hombres y 400 para las mujeres. El diámetro mínimo de la sakigawa también es distinto; para hombres es de 25 mm y para mujeres 24 mm

Para los kendokas adultos, el shinai pasa a medir 120 cm, el peso mínimo es de 510 gr para hombres y 440 gr para mujeres, y el diámetro mínimo de la sakigawa pasa a ser de 26 y 25 milímetros respectivamente.

Por último, aquellos que siguen el estilo nitoryu con dos espadas, el shinai largo debe de cumplir las especificaciones de la categoría juvenil, mientras que el shinai corto mide 62 cm como máximo, debe pesar de 280-300 gr en el caso de los hombres y de 250-280 gr en el caso de las mujeres. El diámetro mínimo de la sakigawa es de 24 mm para ambos géneros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *